En un 15% disminuyó la producción de residuos sólidos en Colombia durante los primeros 30 días de aislamiento obligatorio, un indicador que le permitirá alargar su vida útil a los 174 rellenos que existen en la actualidad en el país.

Al contrario de lo que muchos esperaban, la producción de residuos sólidos en Colombia se ha reducido en un 15% durante los primeros 30 días de aislamiento obligatorio que estableció el Gobierno nacional desde el pasado 24 de marzo para prevenir el contagio de la covid-19. 

José Luis Acero, viceministro de Agua y Saneamiento Básico del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, sostuvo que la inactividad económica en sectores comerciales como restaurantes, cafeterías y cinemas, entre otros, así como industriales y la no realización de eventos masivos habían generado un impacto positivo en este aspecto. 

“No es porque reciclemos más o porque seamos más conscientes”, dijo el funcionario, quien informó que solo en Bogotá se había registrado una disminución de casi el 25% de los residuos que llegan al relleno sanitario de Doña Juana. 

Para el viceministro este es un buen indicador, teniendo en cuenta que le permitirá a los 174 rellenos que existen en la actualidad en Colombia, alargar su capacidad de almacenaje. “Dieciocho rellenos están a punto cumplir su vida útil. Estos reciben el 36% de todos los residuos que existen en el país. De ese paquete hacen parte Doña Juana y los de Bucaramanga, Chiquinquirá, San Gil, Sogamoso, Riohacha, Buenaventura y Yopal, entre otros”, afirmó.  

A esos rellenos la licencia ambiental, además, se les vencerá en menos de tres años, razón por la cual, según el viceministro, es necesario ampliar la cultura del reciclaje en la fuente.

“Al haber menos actividad, se compra menos, por lo que se dejan de utilizar menos bolsas y plásticos, por ejemplo, pero en casa se produce más basura por lo que ahora lo que deberíamos hacer, y en eso hago un llamado a los gobernantes locales, es generar campañas para que aprendamos a reciclar desde los hogares, pues de esta forma también podemos aportar a la naturaleza en medio de esta crisis sanitaria y cuando salgamos ella”, explicó.

Para Acero el tema del reciclaje debe ser liderado por los mandatarios locales al considerar que las dinámicas de cada municipio son distintas frente al consumo y, por ende, de la clase de residuos que se producen. “Los alcaldes y demás representantes de la comunidad son clave en este cambio cultural, ellos son los llamados a liderar y a enseñar con el ejemplo”, apuntó  

Acero consideró que, aunque al país aún le falta mucho en términos de aprovechamiento y reciclaje, resaltó el hecho de que en los últimos 20 años haya tenido un avance significativo en términos de manejo de residuos al pasar de tener más 40% de municipios con botaderos a cielo abierto a solo unos cuantos, según él, cerca de 12 significativos, en poblaciones pequeñas. 

“Somos ejemplo y ocupamos el puesto número uno en América Latina al ser el país más dispone de manera adecuada con un 98%, además porque en Colombia se recolectan el 99% de los residuos que se generan”, manifestó. 

Ahora se espera que con la activación de varios sectores industriales y económicos no aumente de manera desaforada la producción de residuos, ya que los rellenos sanitarios son, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) de la ONU, el tratamiento de basuras que más emisiones de gases efecto de invernadero produce.  

En Colombia se generan cerca de 12 millones de toneladas de basura al año, de las cuales se recicla solo un 17%, en promedio, según el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. 

Tomado de SostenibilidadSemana.com